regresar

Contratar un arquitecto o interiorista ya no es sólo cosa de ricos

Plan Reforma, nos explica las 5 ventajas principales de contratar a un profesional titulado a la hora de hacer una reforma u obra.

Pedir presupuestos gratis a un arquitecto o consultar a un interiorista suele estar considerado como algo que solamente hace la clase social más adinerada. Sin embargo, según apuntan los expertos del sector, contratar un profesional para reformar o decorar tu casa no es hoy en día ni tan caro ni está sólo al alcance de la élite de la sociedad.

En este sentido, Plan Reforma nos da los 5 motivos principales para contratar a un profesional acreditado:

1.Mejor uso del espacio

Para empezar, un arquitecto o interiorista diseñará un espacio estudiando tus necesidades, verá cosas dónde tú no eres capaz de ver, simplemente porque no tienes la formación. “Hay que dejarse aconsejar. ¿Verdad que cuándo llevamos el coche al mecánico nos dejamos aconsejar por un especialista? Ocurre lo mismo cuando quieres arreglar tu casa”, asegura Laura Núñez, CEO de Plan Reforma.Un especialista nos dará la reforma a realizar en función de si necesitamos más espacio, si queremos tener más luz natural, si nos gusta más un estilo clásico o por el contrario apostamos por otro más moderno o si precisamos de mayor funcionalidad.

2.Ver el resultado antes de empezar

Antes de empezar las obras podrás, un profesional del sector te permitirá ver, a través de planos y renders, cómo quedará tu casa antes de empezar la reforma. La mayor ventaja de ello es que, si no te gusta el dibujo, el profesional volverá a hacer otro hasta encontrar un punto equilibrado entre lo aconsejado y los gustos personales.

3.Ahorro en materiales

Contar con profesionales adecuados no sólo nos hará un buen diseño de la vivienda, sino que además nos garantizará poder conseguir los mejores materiales y los más económicos, ya que suelen adquirirlos en establecimientos mayoristas de la construcción donde sólo se permite la venta de material a profesionales del sector. En caso de querer elegir los materiales uno mismo, se acabó eso de pasarse horas investigando sobre qué material escoger: el arquitecto o interiorista que contrates te guiará en la compra del material más adecuado en cada caso.

4.Evitar chapuzas

Una vez terminadas las reformas, siempre, será el arquitecto e interiorista quien supervise la reforma para comprobar que todo lo incluido en el proyecto se ha llevado a buen término y revisar que todas las instalaciones (fontanería, electricidad, gas, etc) funcionen correctamente. Olvídate de las chapuzas a última hora, el profesional titulado te dará la reforma terminada y ultimada al detalle.

5.Olvidarse del caos

Contratando a profesionales, te evitarás los dolores de cabeza habituales cada vez que ves tu casa patas arribar. Olvídate del ‘¡No puedo más con las obras!’ ‘¡Qué pesadilla!’ ‘¡Qué ganas de que se acaben ya!’. Ellos serán quién subcontraten a todos los albañiles, fontaneros, parquetistas, electricistas, etc. que se necesiten para llevar a cabo toda tu reforma.Además, una vez seleccionado el presupuesto que más se ajusta a tus necesidades, se puede fijar por escrito una fecha de finalización de las reformas y se podrá reclamar una penalización al responsable de la obra en caso de que se supere esa fecha.

Fuente
arq.com.mx

27 de Mayo 2015